Servicios Ecosistémicos

Servicios ecosistémicos son los beneficios provenientes de los ecosistemas que contribuyen a hacer la vida de los humanos posible y digna de ser vivida. Ejemplos de servicios ecosistémicos incluyen productos como comida y agua, regulación de inundaciones, erosión del suelo y brotes de enfermedades, y beneficios no materiales como ocio y benficios culturales derivados de las areas naturales.

Servicios ecosistémicos son los “beneficios que la gente, incluyendo las empresas, derivan de los ecosistemas”. Esa es la definición de la Norma de Desempeño PS6 de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés). La IFC organiza los servicios ecosistémicos en cuatro tipos: aprovisionamiento, regulación, culturales y de apoyo. Los servicios ecosistémicos  más mencionados suelen ser los servicios  de aprovisionamiento, también comúnmente referidos como “recursos naturales”, por ejemplo, agua, comida, fibra y combustible.

Servicios ecosistémicos y evaluaciones de impacto

Evaluando y compensando los impactos en los servicios ecosistémicos requiere experiencia tanto en aspectos sociales y medioambientales como en consultas de las partes involucradas. Este planteamiento trans-disciplinario es raro en las evaluaciones de impacto que tienden a la partición de las evaluaciones sociales y medioambientales, lo cual puede significar duplicación de esfuerzos o, incluso peor, no tener en cuenta servicios ecosistémicos altamente valorados. Esto puede resultar en un impacto negativo de las partes involucradas, incluyendo comunidades afectadas (el grupo de partes interesadas usando un servicio ecosistémico del cual depende su bienestar y que se ve afectado por un proyecto) y la industria misma, que depende de estos servicios ecosistémicos como el agua dulce para funcionar de manera eficiente.